Colitis, Reflujo, Hernia de hiato

Existen multitud de problemas gastrointestinales susceptibles de ser tratados por la osteópatia. Se trata de problemas funcionales tales como digestiones difíciles, reflujo gastroesofágico, algunas hernias de hiatoestreñimientocolon irritable, Crohn, colitis ulcerosa, diverticulosis

Entre todas estas, algunas sólo pueden ser aliviadas, incluso algunas de ellas tratadas por completonunca sustituirán al tratamiento médico. Estas son  ante todo Crohn, colitis ulcerosa, colon irritable, diverticulosis y hernias de hiato. En estos casos la osteopatía contribuye a mejorar el transito intestinal y dolor fuera de periodos de crisis o agudos y siempre que no exista ninguna contraindicación. No obstante, el alivio puede ser notable y mejorar la calidad de vida de paciente considerablemente.  

El trabajo de osteopatía es muy completo, basado en la anatomía y fisiología de nuestro sistema gastrointestinal para conseguir normalizar su funcionamiento lo más posible dentro del estado de cada paciente.

Facebook