Contracturas musculares

Son frecuentes en el deporte, sobre todo en gestos explosivos, de velocidad o con cambios de ritmo o dirección. El lesionado siente un tirón brusco, como una pedrada, que le impide continuar con el ejercicio. Se suele hablar de tres grados de lesión. Tanto la exploración física como las pruebas de imagen, fundamentalmente ecografía y resonancia magnética, ayudan a establecer el grado de lesión y pronóstico de recuperación de las mismas.

El tratamiento inicial es el reposo. Luego es conveniente iniciar ejercicios sin carga, con movimiento controlado y no doloroso y fisioterapia. En fase más avanzada de la recuperación, se recomiendan ejercicios de fortalecimiento progresivo, estiramientos.

Facebook