Torticolis congénita

Hay bebés, que por una mala posición de su cabeza y cuello en el útero durante las últimas semanas de gestación, nacen con tortícolis u otras causas.

Esto es una retracción  o contractura del músculo más potente encargado de girar la cabeza, el Esternocleido -Mastoideo. (ECM).

La cabeza del bebé presenta una rotación hacia el lado contrario del músculo EMC afectado, porque está contracturado y, por lo tanto acortado,  impidiendo, que el niño pueda mirar para ambos lados con naturalidad.

Esta, es una patología que suele corregirse en los primeros meses de vida. Las técnicas de osteopatía, aplicadas de una manera suave e indolora y la colaboración por parte de los padres con ejercicios y unas pequeñas directrices hacen que la corrección de esta  situación, sea más rápida y eficaz.

Facebook